VENTAJAS, USOS E INCONVENIENTES DE LAS BALDOSAS HIDRÁULICAS.

Las baldosas hidráulicas están recuperando la popularidad que tuvieron en los años 70, y no es para menos. En este artículo te contamos sus características, ventajas y desventajas para que puedas elegir correctamente el suelo de tu cocina o baño si estás considerando este tipo de baldosa como opción, ya que debido al desgaste que sufre el suelo en esta área, es fundamental cuidarlo adecuadamente.

Estas baldosas ofrecen una serie de ventajas que, combinadas con su reciente popularidad en el diseño de cocinas y baños, las convierten en una opción atractiva para emplearlas en los suelos. Sin embargo, antes de decidirte por las baldosas hidráulicas, es importante conocer tanto sus beneficios como sus posibles inconvenientes. Por eso, te invitamos a leer nuestro nuevo artículo donde exploramos todas las facetas de este material.

¿Qué son exactamente las baldosas hidráulicas? En primer lugar, vamos a definir este tipo de baldosas, que pueden ser familiares, pero quizá no bajo este nombre.

Las baldosas hidráulicas están principalmente compuestas de cemento pigmentado, que es un material altamente resistente a la compresión y al desgaste. Presentan una durabilidad notable debido a su composición y proceso de fabricación debido a que durante la fabricación, estas baldosas se someten a altas presiones mediante prensas hidráulicas, lo que compacta el cemento y aumenta su densidad, mejorando su resistencia estructural.

La resistencia de las baldosas hidráulicas también se traduce en su capacidad para soportar cargas externas y cambios ambientales. El cemento utilizado en su fabricación posee una alta resistencia a la fractura y a la deformación, lo que las hace capaces de soportar el tráfico intenso y resistir la abrasión causada por el uso continuo.

Además, las baldosas hidráulicas son resistentes a la humedad y a los agentes químicos, lo que aporta a su durabilidad a largo plazo. El cemento empleado es inherentemente impermeable, lo que evita la absorción de agua.

Otro factor que mejora su durabilidad es su capacidad para resistir cambios de temperatura. Las baldosas hidráulicas pueden soportar variaciones térmicas sin sufrir daños estructurales significativos, lo que las hace adecuadas para aplicaciones tanto en interiores como en exteriores.

En resumen, la durabilidad y resistencia de las baldosas hidráulicas se deben a su composición de cemento pigmentado y su proceso de fabricación a altas presiones.

Las baldosas hidráulicas destacan por su capacidad para delimitar y optimizar el espacio de la cocina sin necesidad de elementos adicionales. Estas baldosas también aportan una gran personalidad estética a la cocina, con una amplia variedad de diseños y combinaciones disponibles.

Además, son fáciles de instalar, requieren pocos materiales adicionales y generan poco desorden durante la colocación. Son una opción económica y de fácil mantenimiento.

A pesar de todas estas ventajas, es importante tener en cuenta algunos inconvenientes, como su tendencia a ser resbaladizas, especialmente en áreas exteriores o suelos. Sin embargo, los fabricantes están trabajando en soluciones para minimizar este riesgo.

Por todo ello, las baldosas hidráulicas ofrecen una combinación única de estética, durabilidad y versatilidad, lo que las convierte en una excelente opción para tu cocina. En Artedomun estaremos encantados de ayudarte a elegir las mejores para ti.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *